Algodones, hilos, sedas y medallas, más un sinfín de materiales venidos de muchos lugares del mundo, que unidos por manos chilenas logran los más lindos collares y pulseras.

María Isabel ofrece productos inspirados en la fe, alegría y esperanza de esas imágenes, sumando elegancia, originalidad y mucho color.